viernes, 19 de marzo de 2010

free willy

y... estaba cantado.

Orcas en cautiverio
Se ñor Di rec tor:
"Me llamo Florencia y tengo 14 años. El año pasado fui a SeaWorld y cuando volví quedé muy descontenta por cómo tienen a las orcas y los delfines: están en espacios muy reducidos, como si nosotros viviésemos en una bañera. El ataque a Dawn Brancheau era predecible, ya que las orcas son sometidas a mucho estrés, producto de los shows. Las orcas son animales salvajes y tienen instintos.
"Pero no solo son las orcas sino también los demás animales. SeaWorld a la noche tiene shows sorprendentes pero contienen demasiados fuegos artificiales que asustan a los animales y los ponen muy nerviosos; éstos no se pueden resguardar porque viven en jaulas muy pequeñas.
"Lo lamentable de esta situación es que las orcas en cautiverio no pueden ser liberadas ya que no sabrían sobrevivir en su ambiente.
"Espero que con lo sucedido en SeaWorld, se recapacite sobre el tema, y que si no pueden soltarlas, no las sometan a la presión de los espectáculos con luces y sonidos tan estridentes."
Florencia Dorbesi
DNI 39.372.624

catorce años y no tiene a ningún adulto responsable que la contenga de escribir boludeces y obviedades. ok, no nos gusta joder con adolescentes, pero no podemos reprimir el hecho de reírnos de las forradas que pueden escribir.
florencia se quedó sorprendida con la noticia de la mina que se murió cuando su free willy se la comió. pasa que *yo estuve ahí*. es decir, cuando empezaron las clases y se juntó con sus amiguitas a hablar sobre los pibes que se esperaba curtir el findex, decidió cambiar de tema por algo *actual*. y entonces cambió su discurso. el año pasado, cuando volvió con mami y papi de seaworld, les dijo a sus amigas que era lo más, que las orcas saltaban como 30 metros y después ¡te empapababan, boluda, te juro! también fue a disney y se sacó la foto con mickey haciéndose que no tenía ganas pero que se moría y después se compró un par de souveniers que si hoy los ve se mata por grasa. pero la cuestión es que los delfines, *que son tan lindos* y las orcas le habían gustado. pero ahora se murió una persona y ella *estuve ahí, boluda, te juro* y entonces con su febril mente adolescente empezó a hilar fino: *yo estuve ahí, yo vi a esa orca, esa orca me mojó la remera de gap que me había comprado, esa cuidadora me saludó con la mano, yo vi ese acto y tengo como doscientas fotos que me ocupan espacio en *mi primer claro* y ahora esa orca mató a la cuidadora y entonces debe haber sido porque estaban re mal, viste, re estresadas, porque el showbiz no está hecho para las orcas y los delfines y los lobos marinos y las focas y los pingüinos, somos re inhumanos, viste*.
y una cosa lleva a la otra y como el domingo pasado estaban varados en la panamericana volviendo del country, para que no rompiera más las bolas [se le había acabado la pila del celular] papá le prestó la notebook y se puso a escribir la carta que un pobre pasante de la sección más divertida de *mi diario* tuvo que corregir ocho veces para que cierre de forma coherente [si es que es posible]. y el resultado es lo de hoy.
cariños grandes para tí, florencia. besos a tu madre.

3 comentarios:

  1. Y sí...lo animales son como los presos políticos: no están preparados para la libertad :P

    ResponderEliminar
  2. sos un inutil pibe, no podes insultar a la gente asi.

    ResponderEliminar
  3. sos muy gracioso! renegado!!!

    ResponderEliminar

un lector de la nación dice: