martes, 24 de noviembre de 2009

yo opino

porque estamos para opinar de lo que venga. y por eso no nos reprimimos. y nuestros lectores-escritores así nos lo hacen saber:

Errar es humano
Se ñor Di rec tor:
"Ante el controvertido resultado que clasificó a Francia para el Mundial de Sudáfrica 2010, opino, contra la creencia generalizada, que el partido no debe volver a jugarse. La interpretación correcta es que la no sanción de la mano de Thierry Henry obedece a un error del árbitro, que no pudo observar la infracción.
"Los errores arbitrales forman parte del juego mismo, tanto como los errores de los jugadores al equivocarse en un pase, patear desviado o no atajar un disparo aparentemente fácil. Este tipo de errores se cometen en todos los deportes. Tomemos el rugby como ejemplo. Permanentemente, los árbitros caen en equivocaciones involuntarias. Pero solamente en cotejos de gran importancia se recurre al asesoramiento de supervisores que observan la jugada desde distintos ángulos mediante grabaciones televisivas. Este mismo criterio debería adoptar la FIFA, y aprovechar la tecnología de avanzada para estas jugadas cruciales.
"Concurro al fútbol desde hace 55 años y debo de haber presenciado miles de infracciones como la de Henry, que pasaron inadvertidas para los espectadores. Lo inexplicable es la caprichosa negativa de la FIFA a hacer uso de los sistemas visuales modernos."
Raúl Lissarrague
DNI 4.442.359

al raulo los años lo tienen a mal traer. el tipo tenía ganas de escribir algo. veía cómo pasaban las semanas y no tenía la más puta idea sobre qué escribir. entonces vino henry y metió un centro como con la mano. bueno, con la mano. y entonces raulo sacudió las cenizas del cigarrillo que caían sobre su fiel y única compañía, la gata, buscó alguna hoja que no estuviera escrita de los dos lados y se puso a pergañar su carta.
el problema es que en el medio de la redacción de su carta lo llamó su centenaria madre para comentarle que las pastillas ya no le hacía efecto y que por eso iba a tener que volver a los pañales para adultos. consternado por tales circunstancias el tipo volvió al papel pero ya sin la inspiración inicial. y en el apuro por terminar la carta cuanto antes -el tema no podía durar mucho más en *los medios*- escribió cualquier cosa. es decir, sin importarle sus evidentes y risibles contradicciones.
es que sino, no podemos entender que, primero, su carta se llama *errar es humano* (muy magnánimo de su parte, mister); después en el primer párrafo dice: *(yo) opino, contra la creencia generalizada, que el partido no debe volver a jugarse* y acá paramos un minuto: ¿contra la creencia generalizada? ¿generalizada por quién? por los irlandeses, seguro. y por algún anglosajón más que quiere hacer gala de su supuesto sportmanship pero sólo porque todavía lloran el gol de diego. los franceses, siguiendo el cliché, *diplomáticamente* se sienten ofendidos pero ya deben tener una canción por la mano de henry y ya tienen comprado el paquete para hacer safari y ver algún partidito el año que viene. a todo esto, los irlandeses se han valido de la mano de dios para burlarse por años de los ingleses (como en este clip lo hacen los escoceses -gran película, se las recomiendo-) y ahora se la tienen que comer bien doblada.) volviendo al tema que nos atañe, después de decir, entonces, que él *opina* que no debe jugarse el partido nuevamente, termina con una apelación al uso de la tecnología. ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? simple, si conferís que errar es humano y que por eso no puede jugarse de nuevo el partido, ¿para qué mierda querés cambiar las cosas? de implementarse un ridículo hawk eye como pretende, por ejemplo, rollo, ¿no se estaría jugando de nuevo algo, corrigiendo algo que no debe ser corregido? en suma, ¿no se estaría ante un virtual *nuevo partido*?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: