viernes, 9 de octubre de 2009

no entiendo la pelotudez cristiana de creerse el futuro...

...sin hacer nada para merecerlo.
parece que no soy el único que hace asociaciones libres. parece que a determinada edad, las personas ven en meros hechos puntuales, toda una simbología tirada de los pelos.

Argentina, camina
Se ñor Di rec tor:
"El domingo, al dejar a mi nieto en Santa Rita para la peregrinación a pie a Luján y ver a tantos jóvenes con entusiasmo, alegría y esa fe optimista de la juventud, sentí que nuestro país va a tener un futuro mejor con esas chicas y muchachos capaces de hacer ese esfuerzo, de demostrar su fe públicamente. Ellos son los obreros, empleados, dirigentes y profesionales del futuro; algunos, tal vez, los políticos y autoridades de nuestro país del mañana. Son la esperanza de un futuro mejor.
"Como dice la oración por la patria: «Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos. Argentina, canta y camina»."
Delia Estrada de Ibarguren

no sé dónde está escrito que todo aquél que camine durante 60 kilómetros se convertirá en una excelente persona. en un excelente empresario. en un excelente maestro mayor de obras. en un excelente político. no sé, yo fui caminando a luján varias y mírenme. delia, empezá a buscar en otro lado signos de esperanza. y, te cuento: tu nieto fue para chamullarse a una mina que la tiene junada de las fiestas del sic. está esperando encararla para convencerla que por una cerveza le tire la goma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: