lunes, 21 de septiembre de 2009

hablar, comer chicle, leer el diario, mirar la tele...

existe la idea -machista- que las mujeres no pueden hacer dos cosas al mismo tiempo. creemos ques es mentira. sin embargo, hay mujeres que piensan que es así. y no sólo eso, también lo traspasan a otros congéneres. por otra parte, esta escandalizada lectora-escritora de la tercera edad se acaba de dar cuenta cómo funciona el congreso. y, no es para menos, todo es un *vergüenza*:

En el recinto
Se ñor Di rec tor:
"He estado escuchando por televisión las exposiciones de diputados y diputadas sobre la ley de medios.
"Mientras habla quien tiene la palabra, las cámaras de televisión enfocan a otras personas, que en lugar de prestar atención, hablan por sus celulares o están enfrascadas en animado diálogo con el/la colega que ocupa un sillón cercano.
"Queda claro que no les interesa escuchar ni considerar otras opiniones; menos aún parece importarles la ley que se está tratando o el resultado de la votación.
"¡Qué vergüenza!"
María Chouhy Villanueva
LC 2.798.307

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: