lunes, 21 de septiembre de 2009

terminemos con la mentira japonesa

desde chico escucho eso de que los japoneses, cuando quieren hacer un paro, trabajan el doble. de esta forma, parece, le están cagando la vida al empresario porque tiene el doble de mercadería para distruibuir o qué sé yo qué pasa. es por eso que muchos siguen con esa idea y de vez en cuando machacan con eso la cabeza de todos para demostrar que, en este país, sólo se buscan excusas para no trabajar. en esa línea está la carta a *mi diario* del siguiente lector-escritor:

¿Alpargatas sí?
Se ñor Di rec tor:
"Es increíble cómo le cuesta aprender de lo bueno a este país; algo tiene, alguna traba, no sé cuál es; quizá nunca lo sepa.
"Es desastroso, hasta prácticamente ridículo, cómo por cualquier situación laboral los sindicatos se llaman a paro y complican la vida diaria de muchas personas. Ahora me pregunto: ¿por qué no aprendemos de los países más serios, que, cuando se llaman a paro, trabajan el doble?
"Ah, la respuesta me vino rápidamente a la mente. Este es un país de muchos vagos. Alpargatas sí, libros no... ¡Qué frase tan errada, por Dios!"
Emmanuel Brito Oliveira
DNI 25.597.755

lo peor es que este muchacho emmanuel (triste estigma cargás, emma, si tu madre decide bautizarte en honor a un desastroso cantante) insiste con la idea extendida, sobre todo, en la década del 90 que está basada en una verdadera mentira (te doy dos links, para que puedas entender un poco más). ok, tiene un dejo de realidad (acá somos sensacionalistas) pero todo se exagera. los japoneses, en huelga, no trabajan el doble. le ponen el mismo afán (mucho) pero trabajan lo necesario. ahora sí, con el ejemplo que doy data de 1973. ahora la cosa es de otra manera. pero, igual, esto no es nuevo.
en resumidas cuentas, estimado y joven emmanuel brito oliveira, esto lo comprobé con tres minutos en internet, lo que se dice, sin mucho trabajo. el mismo que vos podrías haber empleado para fundamentarte mejor. o para pensar realmente en lo que estabas por hacer. quizás hubieras terminado igual de hacer la carta -utilizando otro ejemplo-, pero no te preocupes, el magma de tu incendiario inconformismo con tus compatriotas en huelga es evidente. por eso te subís al caballo gorilista y lo titulás *¿alpargatas?*, dando a entender lo de *alpargatas sí, libros no*, otra gran frase con la que también machacan desde hace rato (y que, finalmente, escribís en el último párrafo).
pero bueno, conservá tu trabajo. porque está claro que para vos, el que no trabaja es simplemente un *vago*. qué grande que pensás eso: *este es un país de muchos vagos*. te hago una pregunta, querido emmanuel: ¿por qué no te vas a la mierda? y te dejo otra, ya que te gusta trabajar, para contestes la próximo vez: ¿sos conciente que sos un pelotudo importante?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: