miércoles, 29 de julio de 2009

alguien está confundido...

el señor naum, quien ejerce el alpedismo con ganas aparantemente, decidió salir al ruedo de cartas de lectores a través de una comparación un tanto pelotuda.

Barco sin timonel

Se­ñor Di­rec­tor:
"Si imagináramos a la República Argentina como un gran navío, ¿qué puesto de la tripulación ocuparía la presidenta de la República? No la veo como patrón o capitán y, obviamente, tampoco como maquinista, marinero o grumete. Tendría que ser el timonel, el que conduce la nave a buen destino. ¿Al destino que ella elige? No, a donde quieren ir los pasajeros (el pueblo), quienes le otorgaron una carga pública y temporaria."
Naum Matrajt
LE 4.010.171


o sea, no creo que la argentina sea *un gran navío* [qué mecanismo mental le impide decirle barco, a secas; ay, esa idea de grandeza imperante en el ser nacional].
cuestión que el muchacho, en su pedo matinal, luego del mate con bizcochos que le alcanzó la mujer, se puso a recordar la llegada de sus padres por barco y decidió que ése medio de transporte podría convertirse en una metáfora del país. y se imaginó que cristina tenía que ocupar algún puesto.
ahora bien, ¿por qué no es capitán cristina? no lo sé, quizás el tipo sea un misógino. quizás la considere bastante timorata. pero bueno, al no querer ponerla de capitana, la ubica tras el timón.
el problema viene después... es que es la primera vez que alguien piensa que las decisiones, en un barco, la toman los pasajeros.
-what?
-sí, naum está convencido que los pasajeros deciden el rumbo.
-pero, ¿lo dice en serio este tipo?
-sí, eso es lo peor. y en vez de identificar a los pasajeros con *la gente*, esa entelequia no inclusiva, lo asocia con *el pueblo*. y ahora resulta que *el pueblo-pasajero* decide el rumbo del barco...
estimado señor matrajt:
creo que para la próxima, lo más conveniente será buscar otra metáfora. no una tan pelotuda. porque está claro que usted tampoco puede distinguir un iceberg de su culo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: