viernes, 17 de julio de 2009

cómo se nota que no conocés a mi mujer

cortita y al pie.
caso: el alpedismo en su estado puro.
objetivo: pedirle a las mujeres que se dejen de llorar.

Cuestión de género
Se ñor Di rec tor:
"Cuando algunas mujeres se quejan de que todo les cuesta más por su condición femenina, tendríamos que mirar lo que pasa en la intimidad de sus hogares. Porque en algunas oportunidades, allí dejan de pensar por sí mismas y se subordinan voluntariamente a la autoridad de sus esposos.
"Las mujeres independientes adoptan hoy, en el mundo occidental, posiciones mentales y espirituales libres de toda sumisión a hombre alguno. Son seres humanos libres cuyos plenos derechos nadie les retacea.
"En todo caso, someterse libremente a un hombre es una opción personalísima y respetable. Pero elegir esa opción y predicar lo contrario es casi el argumento para una comedia.
Enrique Arenz

conclusión: hey, mr henry, ¡hacete culear! ¿a cuento de qué viene lo tuyo? che, poneme en autos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: