miércoles, 29 de julio de 2009

otra que necesita coger

el otro día hablábamos sobre las consecuencias insoportables de lidiar con una persona pacata: una tal eugenia nos decía que se había desilusionado al descubrir que, a parecer, el motor que guió la vida de edith piaf fue ¡válgame dios! el sexo.
pero parece que no es la única seca en este grupo de lectores-escritores con ganas de pasar a la posteridad como la autora de una carta tremendamente zonza. es que siempre hay un roto para un descocido.

"El Gorrión de París"
Se­ñor Di­rec­tor:
"Comparto plenamente la carta del 27 de julio de la doctora Eugenia E. Silveti Pérez sobre la obra Piaf . El talento nada tiene que ver con su vida privada.
"Hay que mostrar lo que ha sido ella como artista, su voz privilegiada, con la cual ha colmado los grandes escenarios del mundo, incluido nuestro país."
Nilda M. Magnaghi
DNI 10.137.400


en nilda se entiende un poco más porque es más grande que la otra. pero parece que el árbol les tapa el bosque y si la roger parece que está caliente en función de su papel, nos olvidamos de la vie en rose.
nilda, vos también hacete coger. o, sino, comprate un consolador y hacete feliz. ¿dale?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: