domingo, 19 de julio de 2009

se colgaron de mis tetas

chauvinismo barato: dícese de la oportunidad única para declamar *el amor a la patria*, es decir, *me siento más argentino que todos ustedes porque ustedes son los argentinos que en verdad deshonran el gentilicio argentino con actitudes argentinas y que son tan corruptamente argentinos como los políticos argentinos y es por eso que, repito, tengo la necesidad de resaltar que en esta argentina bendecida por dios y la virgen, vergel de la soja y la carne y valeria mazza (?) todavía existimos un grupúsculo de argentinos bien nacidos que mantenemos en alto los sagrados ideales de nuestros padres fundadores que no, no son franklyn ni washington ni miami, sino san martín y sarmiento y mitre (of course)*.

Ciclistas olímpicos
Señor Director:
"La humildad, el esfuerzo, el sacrificio y el apoyo mutuo permitieron ganar la primera medalla de oro en estos Juegos Olímpicos. Estos son los «laureles que supieron conseguir» los ciclistas Curuchet y Pérez para su patria. ¡Bien por ellos! Una lección para todos los argentinos."
Carlota Ezcurra de Del Campo
carlotaezcurra@hotmail.com

dicho en cristiano: ustedes ganaron ¡por la patria, carajo!
che, carlota, ni en el kapeluz ni en el manual del alumno bonaerense figura el capítulo de: *si son ciclistas y ganan un oro en beijing nos están enseñando una lección*. no entendí, puede repetirlo por favor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: