viernes, 17 de julio de 2009

no more chocolate caliente ni tanques por libertador, snif

hola gordo, sí, soy mechita, escuchame un minuto: desde que la barbarie se instaló en el país, ya no podemos ni tener las fiestas en paz. esto, con don rafael no pasaba. pero claro, después vino el comunista de alfonsín y degradó a las ff.aa. ¿qué culpa tenían ellas si lo único que hicieron fue terminar con la guerrilla apátrida? pero el señorito, muy abogado, muy todo, paf, se dedicó a desmantelar tan sagrada institución, ejemplo de subordinación y valor. después vino carlos, sí, lo sabemos, pero carlos es carlos, es simpático, viste. me cuentan que cuando entraba a un restorán, lo hacía por la cocina, saludando a todos los cocineros. ¡qué tipo! re carismático. decí que lo siguió el papanatas de fernando, que mucho yo vivo en recoleta pero nada. la verdad, no cambió nada. y encima nos dejó en manos de peronchos y montos. un horror. pero, ¿sabés qué es lo peor? que desde que *instalaron la democracia* se acabaron los desfiles de soldaditos. imaginate a josefina ortíz de anchorena del valle langsfor von choltiz, pobre, ya no puede ver los desfiles desde el balcón de su casa. un horror. imaginate que si algún día se le ocurre ir a un acto patrio y tiene que verlos desde la calle. unos sinvergüenzas, che. porque, como todo el mundo sabe, los desfiles se ven desde un piso en libertador, viste.

9 de Julio
Se ñor Di rec tor:
"Escuché atentamente las palabras de la Presidenta en la cena de camaradería de las Fuerzas Armadas, esperando alguna mención a lo que significó aquel 9 de Julio para los argentinos.
"No hace mucho tiempo, podíamos ver la tradicional cena y, al día siguiente, tedeum y mirar embelesados el «tambor mayor» de las bandas militares y, a su compás, la marcha de nuestras Fuerzas Armadas. ¿Recuerdan cuando nos preparábamos expectantes para la parada militar del 9 de Julio? Ni eso nos queda..., ni mirar desde un balcón privilegiado de algún amigo que viviera sobre Avda. del Libertador, ante la atenta mirada de nuestros padres para que nos portáramos bien y, así darnos chocolate y pastelitos mientras agitábamos las banderitas argentinas.
"Nos hemos convertido en un país sin tradiciones, donde el sentido de patria nos quedó en algún rincón del corazón. Nuestros nietos no saben qué son las fechas patrias... Son, solamente, un feriado más."
Mercedes Campos

yes, mechita, estás para la cargada. y no, no podés escribir *¿Recuerdan cuando nos preparábamos expectantes para la parada militar del 9 de Julio? Ni eso nos queda..., ni mirar desde un balcón privilegiado de algún amigo que viviera sobre Avda. del Libertador, ante la atenta mirada de nuestros padres para que nos portáramos bien y, así darnos chocolate y pastelitos mientras agitábamos las banderitas argentinas.* ¿qué carajo me querés decir con esto? otro caso más de senelidad patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: