sábado, 18 de julio de 2009

por el bien de la sociedad

-hola, sí, podría hablar con el ingenerio...
-disculpe, el ingenierio está durmiendo la siesta.
-uy, qué pena, porque estoy con una obra que quiero hacer y necesitaba su aprobación.
-yo que usted lo llamo a la noche, porque después de la siesta se va a la plaza a darle de comer a las palomas y luego, antes de comer, se dedica a escribir cartas pelotudas a *mi diario*.

Túneles en 9 de Julio
Se ñor Di rec tor:
"El gobierno de la ciudad de Buenos Aires ha realizado un llamado a licitación para el diseño, la construcción, operación y el financiamiento de dos túneles (no aptos para ómnibus y camiones), que se construirían debajo de la Avda. 9 de Julio, entre las avenidas. San Juan y del Libertador.
"Cabe preguntar: 1°) ¿ha realizado el GCBA los estudios de factibilidad técnico-económica que demuestren cuál es el beneficio social (de la comunidad toda) que justifique su construcción?; 2°) ¿se ha estudiado el impacto ambiental que la obra ocasionaría en la zona? Prestigiosas instituciones, como es el caso de la Universidad de Buenos Aires o el Centro Argentino de Ingenieros, deberían ser las encargadas, a mi entender, de realizar estos estudios o bien, en el caso de que se hayan ejecutado, de emitir públicamente su opinión sobre esos estudios. Se dice en el mismo artículo que el GCBA ve casi imposible, por razones políticas, la concreción de la autopista ribereña y la extensión de la red de subterráneos.
"Hace ya más de 30 años que la ciudad necesita que se construya la autopista ribereña, una autopista perimetral para todo tipo de tránsito con conexiones directas a la zona portuaria y terminal de ómnibus, que además cerraría la circunvalación de la ciudad y conectaría los mismos puntos de origen y destino que estos túneles bajo la 9 de Julio, licitados por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires."
Ing. Eduardo Rodríguez

estimado ingeniero: como bien rezaba la nota que usted utilizó como fuente, los pliegos de la licitación incluyen entre sus cláusulas un estudio de impacto. pero bueno, gracias por su punteo. ya mismo lo pongo a mis pinches a que se pongan a preguntar casa por casa en la ciudad de buenos aires si la obra los va a beneficiar. porque, parece, toda obra tiene que ser para *beneficio social (a la comunidad toda)*. o sea, también vamos a dar marcha atrás con las obras del maldonado porque no tengo ni idea si a la gente de flores o montserrat les va a servir; por suerte me saca un peso de encima ya que me dio la excusa perfecta para dejar de mentir: a partir de ahora ya no voy a prometer la extensión de la línea h porque ubiqué a una familia en parque chas que creen que jamás se subirán a ese subte; ni qué decirle que vamos a parar con la instalación de semáforos en las calles porteñas porque, usted sabe, quizás el automovilista no está de acuerdo en que deba desacelerar en una esquina, y ponerle uno quizás no sea en su beneficio (imagine si está llegando tarde para el picado con amigos).
gracias por sus aportes, ingeniero. lo voy a estar llamando de nuevo al geriátrico después de que tome la medicación.
con el afecto de siempre,
mauricio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: