sábado, 25 de julio de 2009

santificar para diabolizar

desde el día que alfonsín pasó a la posteridad, se percibe un aire de reinvidicación del ex presidente radical. ya desde el vamos pasó a ser el ejemplo del demócrata moderno. y sí que tuvo huevos en su momento y sí que se equivocó feo también. pero bueno, ahora un muchacho rescata sus palabras y casi casi las trata como si fueran parte del evangelio.
tercera epístola a los díscolos kirchneristas, capítulo 8, versículo 1:

Liderazgo
Se ñor Di rec tor:
"El ex presidente Raúl Alfonsín afirmaba vehementemente: «Con la democracia se come, se educa, se viste». Le creí. ¿Quién no le creyó?
"No hubiera creído jamás que llegaríamos a presenciar semejante exhibición de desfachatez, inescrupulosidad e impunidad de parte de los representantes de los poderes del Estado, Legislativo, Judicial y Ejecutivo. De este último, los máximos exponentes, el millonario matrimonio Kirchner, hacen parecer al cuestionado ex presidente Menem un modesto transgresor. Otro emblemático botón de muestra: el bon vivant ex intendente de Santiago del Estero.
"Necesitamos líderes en cada uno de estos poderes del Estado que restablezcan nuestra fe en la democracia."
Enrique Javier López
DNI 16.989.953

y no, javier, más allá del despilfarro de néstor & co no te podés olvidar de menem y sus diez geniales años. pasa que ahí mordíamos todos de una u otra manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

un lector de la nación dice: